Gigantes hoteleros como Accor, Marriott o Hyatt presentaron sus planes de seguridad para huéspedes y empleados

El turismo no será el mismo cuando termine el aislamiento y los hoteles reabran esperando recibir huéspedes, y la reactivación promete cambios en los hábitos de todas las partes que interactúan dentro de los establecimientos hoteleros.

Es claro que los hoteles reabrirán cuando consideren que es momento de hacerlo, y no necesariamente cuando la regulación se lo indique, ya que -a diferencia de otro tipo de industrias- es difícil conocer cuándo se reactivará el turismo.

Lo importante es estar preparados y eso es en lo que han estado trabajando diferentes cadenas hoteleras preparando nuevos protocolos y metodologías para proteger al staff y los huéspedes y no solo generar la mayor seguridad posible, sino también la sensación de estar seguro, clave para que las personas

Accor, el grupo francés detrás de marcas como Raffles, Sofitel o Fairmont, anunció ALLSAFE, un nuevo estándar para todos sus hoteles.

Los estándares globales de limpieza y prevención ALLSAFE han sido desarrollados y examinados por Bureau Veritas, un líder mundial en pruebas, inspecciones y certificación. Todos los hoteles del Grupo deben aplicar estas normas y serán auditados por expertos operativos de Accor o por auditores externos como Bureau Veritas para recibir esta etiqueta.

Por su parte, Marriott ha implementado un enfoque múltiple diseñado para enfrentar los desafíos de salud y seguridad presentados por COVID-19.

Se ha creado un consejo de limpieza global de Marriott, compuesto por expertos internos y externos en seguridad de alimentos y agua, higiene y prevención de infecciones y operaciones hoteleras. Este consejo trabajará para desarrollar una nueva generación de estándares, normas y comportamientos de limpieza de hospitalidad global para más de 7.300 propiedades en todo el mundo.

Desarrollando nuevas tecnologías, se realizarán cambios en el régimen de limpieza. Cuando los huéspedes se registren, notarán una serie de adiciones al régimen de limpieza diseñado para establecer un estándar aún mayor para los hoteles, así como modificaciones a los protocolos de huéspedes asociados desarrollados para ser coherente con las pautas recomendadas de distanciamiento social.

Hyatt, otro de los gigantes hoteleros, sigue comprometido a proporcionar entornos seguros y limpios y a mantener los más altos estándares de limpieza para empleados y huéspedes en todos los hoteles a nivel mundial.

El grupo hotelero planea introducir una acreditación GBAC STARTM a través de un programa de limpieza, desinfección y prevención de enfermedades infecciosas basado en el rendimiento que se centrará en establecer entornos hoteleros que sean sanitarios, seguros y saludables. GBAC es una división de la AISS, la asociación mundial de la industria de la limpieza, y está compuesta por líderes en el área de análisis y mitigación de amenazas microbianas y patógenas, diseñada específicamente para enfrentar amenazas biológicas y crisis en tiempo real como la pandemia COVID-19.

Si hay algo que podemos estar seguros es que los hoteles harán todo lo posible para ser espacios seguros, pero también de reforzar una de las claves de la hospitalidad: hacer sentir a sus huéspedes bien, algo que luego de esta pandemia no solo quedará en la amabilidad y el servicio, sino también en el cuidado de la salud de todas las personas que intervienen en el proceso.

¿Estamos preparados para volver a viajar?