Una casa colonial restaurada en Cartagena resulta en 23 habitaciones en donde el buen gusto y el servicio se destacan

Cuando decidí viajar a Cartagena, sabía que la Ciudad Amurallada y las casas coloniales iban a ser parte de la postal, y quería que alojarme en una de ellas sea parte mi de experiencia.

Por eso elegí Anandá Boutique Hotel, una casa colonial restaurada que dice mucho de Cartagena, y que se mimetiza perfecto con las pintorescas calles y todo el ambiente que la ciudad tiene para ofrecernos.

Del aeropuerto, fui directo al hotel en donde el calor agobiante y la alta humedad se hicieron sentir con impacto, pero que al llegar a Anandá todo cambió.

La recepción calidad de todo el personal, desde Diego -su gerente- Ignacio y todo el equipo hicieron que me sintiera en casa desde el primer momento.

Una bebida refrescante fue parte de la recepción, mientras realizaba un check-in rápido para luego pasar a mi habitación.

Las habitaciones son amplias, y pude conocer -además de la que me alojé- otras, cada una con su propia distribución, algunas con balcones, otras con patios. Sin embargo, todas mantenían el estilo de la casa colonial, elementos de diseño y la comodidad que esperaba en un hotel de esta categoría.

El aire acondicionado (fundamental en Cartagena) funcionaba perfecto, como también la conexión Wi-Fi, presente en todo el establecimiento de manera gratuita, un must.

Recorriendo el hotel, en el patio central me encontré con el restaurante, un pintoresco espacio en donde también se ofrece el desayuno, y que realmente nos recuerda que estamos en Cartagena desde cualquier ángulo.

Pero con el calor de Cartagena haciéndose sentir, era momento de la piscina, y Anandá ofrece dos opciones.

Piscinas, fundamentales por el calor de Cartagena

Una se encuentra en la planta baja para poder descansar o disfrutar de las pocas horas de sol que ingresan en ese lugar, por la ubicación en la edificación.

Pero la terraza de la casa es quizás uno de sus puntos más atractivos, con vistas a toda la ciudad, camas para el relax y un jacuzzi que invita a pasar tiempo en el.

Mi espacio favorito en el hotel, la terraza

Ese espacio puede aprovecharse durante el día para tomar sol o disfrutar de atardeceres únicos desde la altura.

Desde la terraza, tenemos acceso a un teléfono en donde podremos pedir lo que deseamos para beber o comer en ese lugar.

Decidí cenar en el hotel, y Anandá se encontraba en ese momento renovando su propuesta gastronómica, por lo que pude anticiparme a lo que sería oficializado días más tarde y probar algunos de sus platos.

Ceviche y olleta de mariscos fueron la elección, y fue una experiencia gastronómica que seguro los huéspedes del hotel disfrutarán, como también viajeros que decidan cenar en el lugar, ya que está abierto para todos.

El desayuno es a la carta, con frutas frescas, panes, diferentes opciones de huevos y platos tradicionales colombianos como la infaltable arepa de huevo. Los jugos de diferentes frutas (algunas muy especificás de la zona) están siempre a disposición y fueron mis favoritos.

Salir a recorrer Cartagena desde Anandá es muy sencillo, ya que se ubicación es muy buena, a metros de varios de los puntos de interés más reconocidos de la Ciudad Amurallada.

Mi experiencia en Anandá fue más que satisfactoria, y sin dudas recomendaría este hotel para quienes busquen un lugar íntimo, con servicio personalizado y personas dispuestas a ayudarnos a hacer de nuestra estadía un placer.

CONTACTAR AL HOTEL
Anandá Boutique Hotel

Teléfono
+57 305 4159590
Dirección
Calle del Cuartel # 36-77, Cartagena, Colombia
Sitio web
hotelescosmos.com