Ubicado en Sanya, la propiedad de la cadena de lujo llega para mejorar la propuesta de un destino que no deja de crecer

Asia es la región que más crece en cuanto a turismo global, no solo en la recepción de visitantes sino también en la cantidad de turistas que viajan por la región y el mundo.

Por eso no sorprende que la cadena de lujo Rosewood Hotels & Resorts haya inaugurado su primer resort chino y su elección sea uno de los destinos del momento: Sanya.

Rosewood Sanya tiene 246 habitaciones de con vistas al océano y 45 habitaciones con piscina en el balcón.

Rosewood Sanya es parte de un enorme complejo que rodea al Sanya Forum, el mayor centro de convenciones en Haitang Bay.

La propiedad cuenta con 3.425 metros cuadrados de espacio para reunions, una amplia terraza al aire libre con vistas al mar y in gran énfasis en los viajeros de negocios.

El arte está presente y una de las primeras imágenes que tendrán los huéspedes al llegar es una pintura al óleo de siete metros de altura del artista argentino Carlos Arnaiz, sumado a otras obras de artistas de la talla de Thomas Givens.

La propiedad cuenta con cinco restaurantes y salones del hotel cuentan con una propuesta variada de cocina local e internacional.

East Kitchen, The Lounge, HAI, Fishmonger y Chop House son algunas de las propuestas del hotel.

Los huéspedes también podrán disfrutar de picadas ligeras y una estelar línea de cócteles especiales, vinos raros y cervezas artesanales cuidadosamente elaboradas en The Lounge.

Rosewood Sanya ofrece variadas actividades tanto para familias como para entusiastas de los deportes acuáticos o los aficionados al golf.

Además, podemos encontrar a Sense, A Rosewood Spa, que ofrece dos salas de tratamientos dobles, cuatro salas de tratamiento individuales y una sala de tratamiento VIP.

Rosewood Sanya ya abrió sus puertas y podemos encontrar más información aquí.